Mundo BID: Innovación financiera, el sector privado en la energía, vivienda verde

Presentamos tres entradas de blogs del Grupo BID sobre la innovación financiera en la industria de bienes raíces, financiamiento privado para el sector eléctrico y la participación del sector privado en el desarrollo de viviendas ecológicas.

banner

¿Puede la innovación financiera reducir el déficit de vivienda?

Hay pocas cosas que mejoran más la calidad de vida de las personas que tener acceso a una vivienda digna. Sin embargo, el déficit de este tipo de vivienda en América Latina y el Caribe (ALC) es de más del 45% en la actualidad y se estima puede llegar a un 90% en 2050 si no se hace nada para remediarlo.

Para cerrar la brecha de vivienda actual en la región se requerirá una inversión de por lo menos US$310.000 millones, o 7,8% de su producto interno bruto (PIB). Para satisfacer la demanda futura de vivienda se necesitan inversiones de por lo menos US$70.000 millones al año. En este contexto, el rol de las instituciones financieras cobra especial relevancia a la hora de cubrir las necesidades tanto de la demanda como de la oferta de vivienda asequible, de bajas emisiones de carbono, resiliente al cambio climático y con un enfoque de género.

La solución al déficit habitacional se está coordinando desde muchos ángulos, tanto en el sector público como en el privado, pero uno de los más prometedores, y menos conocidos, es el de la innovación financiera. En años recientes se han producido grandes avances en el acceso a financiamiento para la adquisición de vivienda con nuevos enfoques de género y sostenibilidad ambiental.

Sigue leyendo esta entrada.

¿Cuál es la participación del sector privado en el sector de energía eléctrica en América Latina y el Caribe?

El BID ha estimado que, en menos de 10 años (para 2030), América Latina y el Caribe necesitará más de 577.000 millones de dólares para cerrar la brecha de energía eléctrica. De ese total, la región necesitará 397.000 millones de dólares para construir nueva infraestructura de generación, transmisión y distribución, y más de 180.000 millones de dólares para sustituir y mantener los activos existentes. La inversión privada, que representó el 75% de la inversión total en el sector energético de la región entre 2016 y 2020, seguirá siendo una fuente fundamental de capital. El sector privado, además, puede aportar la tan necesaria innovación para modernizar los sistemas de energía eléctrica y, en algunos casos, hacerlos más eficientes.

La propiedad, los activos y el funcionamiento del sector eléctrico varían mucho en América Latina y el Caribe; algunos países están más abiertos a la participación del sector privado, mientras que otros prefieren un control gubernamental más estricto.

 Sigue leyendo esta entrada.

graph

¿Por qué el sector privado debe implicarse en la construcción de vivienda verde?

Antes de que el COVID-19 llegara a nuestras vidas, nadie podía imaginar que, para muchos de nosotros, el mundo se reduciría a las cuatro paredes de nuestro hogar durante casi dos años. Los confinamientos forzosos nos mostraron lo importante que es nuestro hogar para nuestra calidad de vida. También quedó patente la necesidad urgente de garantizar el acceso a la vivienda para todos, especialmente en América Latina y el Caribe (ALC), donde existe una gran escasez de viviendas adecuadas y asequibles.

En esta entrada de blog, que forma parte de una serie sobre el Foro de Vivienda 2022 del Grupo BID, abordamos el importante rol del sector privado, y especialmente el de los desarrolladores de vivienda, para cerrar la brecha habitacional de nuestra región mediante un mayor foco en vivienda verde.  Si estás interesado sobre este tema, no dudes en registrarte aquí y unirte el día 30 de septiembre a la conversación del panel de expertos titulado “Soluciones al déficit habitacional mediante la vivienda sustentable de interés social“.

En ALC existe un déficit habitacional cuantitativo (ausencia de viviendas) estimado en más de 23 millones de hogares, y un déficit cualitativo (casas en condiciones deficientes) de más de 43 millones de viviendas. Por lo tanto, reducir el déficit habitacional no es solo cuestión de construir viviendas, sino de asegurar que sean de alta calidad, tengan acceso a los servicios básicos y estén ubicadas de acuerdo con las políticas de planificación urbana. Otro aspecto muy importante es la necesidad de contar con viviendas verdes. Se estima que los edificios en ALC consumen el 21% del agua tratada y el 42% de la electricidad, y generan el 25% de las emisiones de CO2. Una transición hacia edificios verdes podría ayudar a reducir un 50% el consumo de energía, un 40% el de agua y un 39% las emisiones de CO2.

Siga leyendo esta entrada.

Autores

Equipo BID Invest

BID Invest busca ser el banco de soluciones del sector privado de América Latina y el Caribe. Apoyamos proyectos para avanzar con la energía limpia

Development Impact

Posts Relacionados

  • banner
    Luchando contra el ecoblanqueo en el mercado de bonos vinculados a la sostenibilidad

    Los bonos vinculados a la sostenibilidad brindan a los emisores mucho margen de maniobra para el uso de los ingresos y los participantes del mercado están comprendiendo mejor sus ventajas y riesgos, incluyendo el “ecoblanqueo” o greenwashing.

  • banner
    Mundo BID: Innovación financiera, el sector privado en la energía, vivienda verde

    Presentamos tres entradas de blogs del Grupo BID sobre la innovación financiera en la industria de bienes raíces, financiamiento privado para el sector eléctrico y la participación del sector privado en el desarrollo de viviendas ecológicas.

  • banner
    ¿Cómo pueden las empresas ancla impulsar acceso a financiamiento para proveedores MIPYME?

    Ante la creciente necesidad de apoyar a las MIPYME, instrumentos de financiamiento para las cadenas de suministro han surgido como una solución viable. El factoraje inverso (método a través del cual el proveedor vende sus facturas a un intermediario financiero y el comprador ancla garantiza el pago de ellas) es una alternativa que resulta particularmente prometedora.