Skip to main content

4 formas de impulsar las PyME tecnológicas y la Internet de las Cosas en nuestra región

Las pequeñas y medianas empresas (PyME) de tecnología tienen un papel importante en la cadena de valor del Internet de las Cosas (IoT) al diseñar, integrar y adaptar las soluciones que responden a las realidades, el ecosistema y las necesidades de la región.
PAULA PELÁEZ
JUNIO 28 2019

4 formas de impulsar las PyME tecnológicas y la Internet de las Cosas en nuestra región

En el Día de las MiPyME recordamos el importante papel que estas desempeñan en nuestras economías y en el desarrollo sostenible. Las MiPyME (micro, pequeñas y medianas empresas) representan el 99% de las empresas y el 67% del empleo en América Latina y el Caribe.

Al mismo tiempo que buscamos apoyar el desarrollo del sector de Internet de las Cosas (IoT, por sus siglas en inglés) en nuestra región, no solo será importante  trabajar para evitar la brecha digital. Necesitamos asegurarnos de que las PyME “tradicionales” puedan integrar soluciones digitales en sus modelos de negocios, o que puedan recibir una mejor atención a través de soluciones digitales. Para ello será indispensable reconocer también el importante rol y el potencial de las PyME tecnológicas para acelerar la digitalización y tener un impacto duradero en las economías de nuestra región.

Una forma de hacerlo es permitir que las soluciones de Internet de las Cosas transformen la forma en que hacemos negocios. A través de Internet de las Cosas, las compañías están obteniendo mejores perspectivas de los clientes, automatizando e incrementando la eficiencia en sus procesos, y mejorando sus productos y servicios. Al aprovechar el poder de la conectividad, las máquinas inteligentes y el análisis en tiempo real de grandes cantidades de datos, Internet de las Cosas informa de manera rápida y precisa las decisiones de negocios, e impulsa el valor de los negocios.

PyME e Internet Cosas

El rol de las PyME tecnológicas

Las pequeñas y medianas empresas (PYMES) de tecnología tienen un papel importante que desempeñar en la cadena de valor de Internet de las Cosas al diseñar, integrar y adaptar las soluciones que responden a las realidades, el ecosistema y las necesidades de la región. Esto quedó claro durante una Cumbre de Internet de las Cosas organizada por el BID Invest a principios de este junio en México, en marco del evento Mobile 360 ​​Latin America de GSMA. La cumbre reunió a compañías de la región junto a compañías coreanas que compartieron la experiencia en un mercado más maduro de Internet de las Cosas.

Los participantes en la cumbre incluyeron empresas bien establecidas como G7net que, a través de su marca Giotrace, ofrece aplicaciones de Internet de las Cosas para mejorar la trazabilidad, la medición y el monitoreo. Por ejemplo, en transporte, Giotrace ofrece soluciones de gestión de flotas para monitorear en tiempo real y optimizar el mantenimiento de los vehículos con información enriquecida de cada vehículo conectado. Otra empresa, ITA, a través de su plataforma de Internet de las Cosas Synermetrix, ofrece soluciones para monitorear y administrar activos remotos de manera transversal, así como dispositivos biométricos de Internet de las Cosas para mitigar el fraude.



Otros participantes incluyeron compañías tecnológicas en etapa temprana, como Flatbox, que ofrecen soluciones en agricultura para monitorear las condiciones ambientales y brindar un seguro climático a los agricultores en asociación con los bancos locales.

De las discusiones con varias compañías participantes surgieron elementos comunes a todas: todas están preparadas para crecer y también representan una oportunidad de inversión, puesto que ofrecen soluciones innovadoras que irrumpen en las operaciones detodos los sectores con un gran potencial de crecimiento. A menudo, estas compañías ya se están asociando con grandes empresas de telecomunicaciones en la región. Del mismo modo, ya están aportando características innovadoras, se adaptan rápido a los cambios y atienden flexibilidad su compromiso con las grandes empresas en todos los sectores para incentivar, diseñar e implementar soluciones de Internet de las Cosas. En línea con el Objetivo de Desarrollo Sostenible 9 (“construir infraestructura resistente, promover la industrialización inclusiva, y sostenible y fomentar la innovación”), estas empresas están aportando colaboración B2B (negocio a negocio) y contribuyen así a la innovación en todas las industrias mediante soluciones que están creando valor empresarial y social.

Ahora sabemos lo que se necesita para hacer de estas PyME algo mejor:

  1. Atención continua por parte de los gobiernos sobre el rol y el apoyo a las PyME tecnológicas, a medida que desarrollan sus agendas nacionales de Internet de las Cosas.
  2. Trabajar con intermediarios financieros para ofrecer financiamiento adecuado a PyME tecnológicas que tengan un crecimiento significativo.
  3. Trabajar con grandes empresas para lograr esquemas de innovación abierta que les permitan cooperar con las PyME tecnológicas para incorporar Internet de las Cosas en sus negocios y superar la resistencia interna al cambio. A su vez, las grandes empresas apoyan el crecimiento y el fortalecimiento de estas PyME tecnológicas dinámicas.
  4. Asegurar la atención continua a los problemas de seguridad, protección de datos y privacidad, no solo para impulsar la adopción de Internet de las Cosas de manera transaccional en la región; pero, lo que es más importante, garantizar que se cree un valor social, en lugar de agotarse.

Un estudio reciente de Bain and Company estima que, en todo el mundo, el mercado de Internet de las Cosas (que incluye hardware, software, integración de sistemas y servicios de datos y telecomunicaciones) crecerá a US$520 mil millones en 2021. Se espera un rápido crecimiento en el mercado de Internet de las Cosas en la región, particularmente en América del Sur, donde se proyecta que el mercado alcanzará los US$19,407.1 millones en 2023. Por su naturaleza, Internet de las Cosas permite y requiere interconectividad y cooperación.

Podría decirse que el poder real de Internet de las Cosas radica en su aplicación multisectorial, allí donde las soluciones conectan dispositivos de forma transversal y dan paso a una era de agricultura inteligente, al cuidado inteligente de la salud, al transporte inteligente, a la fabricación inteligente y a las ciudades inteligentes. Estas son algunas de las muchas otras formas en que podemos trabajar para integrar a las MiPyME en un mundo de soluciones digitales.■

AUTORES

{{ raw_arguments.field_category_target_id }}

Posts Relacionados

  • Banner

    Cuidado con el TR4, la enfermedad del banano que se ha convertido en la pandemia perfecta

    El TR4 se ha esparcido por los cultivos de banana en todo el mundo y llegó el año pasado a Colombia. Es enemigo letal del banano y nos deja una lección bien clara: debemos prepararnos para afrontar los peores escenarios de pandemia posibles y no sentarnos a rezar porque llegue una cura.

    Seguir leyendo
  • Banner

    Una innovadora estrategia de formación digital para microempresarias en Guatemala

    El caso de los Aliados de CMI Alimentos constituye un excelente ejemplo de cómo BID Invest puede apoyar a nuestros clientes en aras de conformar cadenas de valor más inclusivas, convirtiendo los desafíos que trajo el COVID-19 en oportunidades.

    Seguir leyendo
  • Banner

    Post-pandemia, el mundo de los agronegocios afronta una aceleración de tendencias

    El COVID-19 ha acelerado tendencias preexistentes en los agronegocios. Cambios que muchos pensaban que tomarían años se hacen en tiempo real. El foco está ahora en la digitalización, medidas contra el cambio climático y localización o trazabilidad de la producción de alimentos.

    Seguir leyendo