Pasar al contenido principal

Alerta temprana: Cómo hallar señales financieras y no financieras de deterioro crediticio

Al buscar señales de deterioro crediticio, es necesario realizar un análisis de riesgo financiero tradicional a fondo e integrarlo con un conocimiento exhaustivo de los problemas no financieros a los que se enfrenta cualquier empresa, o proyecto.

banner

Los desafíos que enfrentan las empresas y proyectos en la actualidad requieren de una visión integral para evaluar las primeras señales de posibles dificultades del prestatario, lo que comprende tanto los riesgos financieros como los que no lo son. El deterioro crediticio trasciende el acceso inmediato al capital.

Los límites entre los problemas financieros y no financieros no son tan claros como se cree. A menudo observamos ejemplos de riesgos no financieros que, tarde o temprano, comienzan a afectar los rendimientos financieros de una empresa o proyecto. Basta con ver, por ejemplo, el reciente programa de televisión, “The Dropout”, sobre la famosa empresa estadounidense de análisis de sangre Theranos, para ver cómo las primeras señales de advertencia de problemas crediticios abundaban mucho antes de que la empresa presentara carencias de capital.

Esto no quiere decir que el análisis de riesgo financiero tradicional quede obsoleto para identificar las primeras señales de dificultades. Al contrario, significa que este análisis debe realizarse a fondo e integrarse con un conocimiento exhaustivo sobre los problemas no financieros que afronta la empresa o el proyecto.

Un nuevo marco basado en el enfoque de la agencia de calificación de riesgo estadounidense Standard & Poor’s (S&P) para analizar los riesgos no financieros puede ayudar a identificar las primeras señales que podrían llevar a dificultades financieras. El enfoque de S&P analiza si los factores ambientales, sociales y de gobernanza pueden afectar negativamente al crédito en general. Una lección clave versa sobre la importancia de no extraer conclusiones a partir de señales de alerta aisladas, y que los riesgos no financieros pueden enriquecer el análisis, dado que tienen la capacidad de afectar los resultados generales.

Un análisis reciente de S&P de aproximadamente 4.200 entidades corporativas e infraestructurales calificadas muestra que la gobernanza es el mayor factor no financiero que afecta negativamente a la mayoría de ellas (40%), seguido de los factores medioambientales (28%) y sociales (16%). Mientras que los factores medioambientales y sociales guardan un mayor grado de correlación con determinados sectores, la gobernanza es más específica a cada entidad.

graph

Los problemas de gobernanza afectan negativamente a una parte importante de las entidades analizadas. Recordemos la ya mencionada Theranos: originalmente una startup fundada y dirigida por la empresaria Elizabeth Holmes, quien acumuló un poder inusitado al tiempo que designaba una Junta Directiva que no supo mantener su poder a raya, bien fuera por diseño o porque esta no cumplió sus funciones.

No ha de extrañar que la metodología de calificación de empresas de S&P ya incluya un amplio apartado sobre cuestiones de gobernanza, dado que su injerencia sobre la calidad crediticia es considerable. Una conclusión interesante del análisis es que las entidades con patrocinadores financieros, como aquellas que cada vez poseen más entidades de financiación de proyectos, tienden a sufrir un impacto más negativo por cuestiones de gobernanza en su evaluación crediticia. Por lo tanto, esta estructura propietaria puede constituir una señal de alerta temprana que debe abordarse durante la estructuración de la financiación de proyectos para alinear adecuadamente los incentivos entre todas las partes interesadas.

La identificación temprana de riesgos suele ser objetiva y se debe complementar con la comprensión de los problemas no financieros a los que se enfrenta una empresa o proyecto. La combinación de señales de dificultades o de posibles factores no financieros que puedan conducir a un deterioro financiero podría ir acompañada, ocasionalmente, de un juicio subjetivo. Cada situación se debe evaluar conforme a sus circunstancias particulares.

Dada la complejidad de los entornos en los que operan hoy en día tanto las empresas como los proyectos, es necesario adoptar un enfoque sistémico para la identificación de las alertas tempranas. La ventaja que tiene un prestamista multilateral como BID Invest es la disponibilidad de equipos consolidados de peritos en áreas clave tanto de riesgos financieros como no financieros, lo cual nos permite brindar a nuestros clientes un mejor servicio con una visión integrada de la transacción.

Estos equipos de BID Invest, a medida que generan nuevas transacciones y supervisan aquellas ya existentes, aprovechan su capital de conocimientos para identificar las alertas tempranas y así poder tomar acciones preventivas y correctivas a tiempo. Un ojo experto y avizor siempre ayuda.

Escrito por

Jimena Gómez-Merickel

Jimena Gomez-Merickel es oficial líder de riesgo crediticio de BID Invest. Como parte del equipo de Financiamiento de Proyectos, ella aporta expert

Lina María Rojas Cuéllar

Lina Rojas es experta en proyectos deteriorados con 15 años de experiencia en transacciones comerciales internacionales. Es responsable de la gestión

Energy

Posts Relacionados

  • Una trabajadora de la planta solar sonriendo a la cámara
    Ayudamos a una planta solar a contratar a más mujeres. ¿Seguirá el ejemplo el resto de la industria?

    El proyecto de energía solar Lucayas, en Las Bahamas, marcó un hito: fue pionero en la incorporación de mujeres en la construcción de parques solares fotovoltaicos. Lo aprendido durante este proceso puede ayudar a otras empresas a profundizar su compromiso con la igualdad de género.

  • Un reptil verde en una rama
    Tres desafíos que debemos superar para liberar el potencial del hidrógeno verde

    Varios países de América Latina y el Caribe cuentan con capacidades generación de energía renovable, abundantes recursos de agua y otras condiciones favorables para diversificar las matrices de generación eléctrica y descarbonizar segmentos industriales intensivos en uso de energía. Superar barreras legales, regulatorias, financieras, técnicas, y de mercado puede llevarlos al liderazgo mundial de esta energía limpia.

  • Estación de recarga eléctrica en Punta Cana
    No solo turistas: ahora también los automóviles se recargan de energía en Punta Cana

    La primera ‘electrolinera’ del Caribe en República Dominicana es un ejemplo del compromiso del sector privado con la transición energética en un país decidido a incrementar significativamente la generación de renovables en los próximos años.