Skip to main content

¿Cómo entender el lenguaje de los Objetivos de Desarrollo Sostenible?

Alinearse a los ODS no debería significar un cambio colosal para las instituciones. Al contrario, los ODS proporcionan un marco de referencia para comunicar progresos en un idioma reconocible en todo el mundo.
SAMANTHA TODD
MARZO 29 2019

¿Cómo entender el lenguaje de los Objetivos de Desarrollo Sostenible?

Hoy en día, la plataforma de aprendizaje de idiomas en línea Duolingo tiene más de medio millón de estudiantes activos de esperanto. Eso puede parecer bastante para un lenguaje inventado hace más de 130 años, sin un país al cual llamar hogar. Si bien el esperanto no se convirtió, como lo había previsto su fundador, en una lengua universal para promover la paz y el entendimiento entre las culturas, vale la pena destacar que se haya creado un lenguaje compartido para unir a personas y lugares en torno a una misma visión del mundo.

Esto es exactamente lo que han hecho los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), un conjunto ambicioso de 17 objetivos que esbozan el camino para lograr un mundo más próspero y sostenible para 2030. Los ODS han estimulado una nueva variante de comprensión intercultural al ayudar a los sectores público, privado y filantrópico a hablar un mismo lenguaje en torno al impacto social y ambiental. Esta comprensión común es crítica, ya que cumplir con los ODS requiere acelerar los esfuerzos colectivos en todos los sectores.

¿Por qué los ODS son importantes para el sector privado?

El sector privado tiene un papel fundamental que desempeñar para alcanzar los ODS. Puede ayudar a cubrir la brecha de financiamiento anual estimada en US$2,5 billones para llegar a estos objetivos en los países en desarrollo, y aplicar su conocimiento, su espíritu empresarial y su capacidad tecnológica para desarrollar nuevas soluciones para los desafíos sociales.

Al mismo tiempo, alcanzar los ODS es bueno para los negocios. Las estimaciones muestran que alcanzar los ODS podría generar US$12 billones en nuevas oportunidades de mercado en solo cuatro áreas: agricultura, ciudades, energía y salud. Además, alcanzar el objetivo de igualdad de género, un desafío particular en América Latina y el Caribe (ALC), podría agregar entre US$12-28 billones anuales al PIB mundial para 2025.

Alinearse con los ODS puede dar a las empresas una ventaja competitiva cuando se trata de atraer capital. Se ha producido un cambio significativo en el mundo de la inversión, ya que se está valorando cada vez más el impacto social junto con los rendimientos financieros. Esto no se limita al aumento en la inversión de impacto, que alcanzó un estimado de US$228 mil millones en 2017, con US$36 mil millones destinados a América Latina y el Caribe. Los administradores de activos institucionales, de los fondos de riqueza soberana y de las empresas de capital privado están pensando cada vez más en el impacto, y están ofreciendo nuevos productos de inversión como consecuencia de esto último. De hecho, según McKinsey, más del 25% de los activos bajo administración a nivel mundial se están invirtiendo con consideraciones ambientales, sociales y de gobierno.

Las empresas también pueden aprovechar los ODS para atraer y retener talento y clientes. Los millennials, que constituirán casi el 75% de la fuerza laboral mundial para 2025, quieren trabajar para empleadores comprometidos socialmente y que les brinden un sentido de propósito. Del mismo modo, los clientes se sienten cada vez más atraídos por las marcas que tienen conciencia social y ambiental, y están dispuestos a pagar sumas adicionales por este motivo. La incorporación de las mejores prácticas ambientales y sociales en las operaciones puede ayudar a las empresas a crear consenso en las comunidades donde operan, ayudando a mitigar riesgos relacionados a su reputación.



Los ODS: una hoja de ruta para la medición de impacto

Alinearse a los ODS no tiene por qué significar un cambio colosal. De hecho, muchas empresas se comprometen con los ODS todos los días, se den cuenta o no. Por ejemplo, los esfuerzos para mejorar la eficiencia de los recursos, adoptar nuevas tecnologías, construir infraestructura sostenible o aumentar el acceso al financiamiento para pequeñas empresas puede contribuir a los objetivos de diferentes maneras.

Sin embargo, para capturar el valor de reportar sobre estos esfuerzos alineados con los ODS, las empresas deben reconocer que los ODS proporcionan un marco para comunicar el progreso en un lenguaje reconocido a nivel mundial, aunque no son un sustituto de mediciones de impacto más rigurosas. Las empresas deben adoptar metodologías para medir el impacto, incluyendo las métricas y los indicadores clave de rendimiento que sean relevantes para sus operaciones y estrategias comerciales, y luego vincularlos con objetivos específicos de los ODS.

No es una tarea fácil: un estudio de más de 700 de las compañías más influyentes del mundo descubrió que, si bien el 72% incluía los ODS en sus informes de sostenibilidad, solo el 23% rastreaba los indicadores relevantes. Las empresas más pequeñas, con menos recursos y menos experiencia con informes institucionales, tienen aún más obstáculos que superar cuando se trata de obtener los beneficios de reportar sobre el impacto.

Por su parte, BID Invest ha integrado los ODS en su Marco de Gestión de Impacto, ayudando a clientes y co-inversionistas a alinear y medir sus contribuciones a estos objetivos globales. Por ejemplo, BID Invest está trabajando con Blue like an Orange Sustainable Capital para evaluar y medir el impacto de las inversiones realizadas, a través de su nuevo fondo centrado en los ODS para América Latina y el Caribe.

Con un panorama social, político y económico cambiante en el que los rendimientos financieros ya no son el único punto de referencia de éxito, informar sobre los ODS junto con mediciones tradicionales de impacto ofrece a las empresas e inversionistas la oportunidad de unirse a una conversación global. Incluso, es posible que ahora escuchen a quienes hablan esperanto.■

Vea la nota Los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) como guía para medir y gestionar el impacto para más información acerca del cómo la alineación con los ODS aporta valor al sector privado. 

 

AUTORES

Development Impact

Posts Relacionados

  • Banner

    Ante el distanciamiento social, llegó la hora de la telemedicina

    La telemedicina presenta numerosas ventajas frente a las visitas presenciales, sobre todo en un marco de distanciamiento social, y es el objetivo hacia el que debe caminar la región. Pero hay numerosos obstáculos que deben ser retirados del camino.

    Seguir leyendo
  • Banner

    Para las farmacias digitales, el COVID-19 es una oportunidad única de expansión

    La eficiencia de las farmacias digitales en la entrega de productos de salud a bajo coste, combinada con la creciente penetración del comercio electrónico, está impulsando el crecimiento del segmento en medio de la pandemia. Sus ventajas respecto a las farmacias físicas son numerosas.

    Seguir leyendo
  • Banner

    La inversión privada, una solución a los desafíos de agua y saneamiento en América Latina y el Caribe

    El COVID-19 ha supuesto un desafío adicional para expandir el acceso a agua y saneamiento en la región, con una reducción en la inversión en este tipo de infraestructuras; se espera que las asociaciones público-privadas bancables y otros recursos como el acceso a financiamiento en moneda local ayuden a expandir la inversión privada en el sector.

    Seguir leyendo