Pasar al contenido principal

Banda ancha impulsa el desempeño empresarial y el acceso al crédito en Perú

El acceso a Internet de banda ancha universal y significativa es imprescindible para impulsar el crecimiento económico y reducir la brecha digital en América Latina y el Caribe. También puede impulsar el acceso al financiamiento para el segmento más excluido del mercado crediticio: las micro, pequeñas y medianas empresas (MIPYME). Un estudio reciente apoyado por el BID y BID Invest analizó los efectos de la expansión de la banda ancha en el mercado crediticio en Perú y encontró que las empresas más pequeñas con historiales crediticios limitados fueron las más beneficiadas.

Image of an hispanic woman working on a tablet

El acceso a Internet de banda ancha universal y significativa es imprescindible para impulsar el crecimiento económico y reducir la brecha digital en América Latina y el Caribe. También puede impulsar el acceso al financiamiento para el segmento más excluido del mercado crediticio: las micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes).

 

En Perú, sólo alrededor del 9% de las mipymes tienen acceso al crédito formal, lo que obstaculiza en gran medida su capacidad para crecer, invertir y crear empleos. En parte, esta brecha se debe a un problema de información. Los métodos tradicionales de evaluación crediticia que utilizan los bancos para evaluar a los solicitantes de préstamos no son adecuados para las MIPYME, muchas de las cuales tienen un historial crediticio limitado o nulo y garantías insuficientes. De igual manera, las empresas más grandes tienden a tener más información disponible públicamente, o huellas digitales más profundas, que los bancos pueden utilizar para informar sus decisiones crediticias.

 

Al mismo tiempo, las empresas fintech, que han estado creciendo rápidamente en la región y en Perú, están utilizando cada vez más fuentes de datos alternativas, como historiales de transacciones digitales, para evaluar a los prestatarios con puntajes crediticios bajos o nulos. Por lo tanto, la conectividad es fundamental para que las MIPYME no solo se beneficien de estos avances de las fintech, sino también para mejorar su capacidad de obtener financiamiento de prestamistas tradicionales.

 

La evidencia de un estudio reciente en Perú muestra que la expansión de la banda ancha efectivamente conduce a un mejor acceso al crédito para las MIPYME.

 

Entre 2014 y 2020, Perú desplegó su red nacional de banda ancha de cables de fibra óptica. La red principal conectó 180 de las 196 capitales de provincias del país, seguida por la expansión de la red del sector privado, brindando a consumidores y empresas acceso a fibra corporativa y residencial, que es la tecnología de banda ancha más rápida, confiable y de menor latencia. En paralelo, la penetración de la banda ancha móvil se ha acelerado en todo el país, especialmente en las zonas de más difícil acceso.

 

Basado en una muestra de casi 22.000 empresas formales (grandes y MIPYME), el estudio analiza el impacto de la banda ancha fija en una serie de resultados empresariales y del mercado crediticio para las empresas.

 

Los resultados muestran que cinco años después de la llegada de la banda ancha, el crédito total por empresa aumentó un 38%; el número de relaciones entre empresas y bancos aumentó un 20%, lo cual indica que las empresas están pidiendo préstamos a más bancos; y el número de préstamos por relación empresa-banco aumentó un 5%.

 

Si bien estos efectos sobre el crédito tardaron algún tiempo en materializarse, los beneficios de la adopción de nueva tecnología de banda ancha en el desempeño de las empresas aparecieron antes. En particular, las ventas de las empresas aumentaron gradualmente, alcanzando su punto máximo en el tercer año después de la introducción de la banda ancha. Al mismo tiempo, también se produjo un repunte de la productividad empresarial. La secuencia de estos resultados tiene sentido pues, a medida que las empresas adoptan la banda ancha, mejoran gradualmente su desempeño y luego se vuelven más atractivas para los prestamistas.

 

En particular, los efectos positivos sobre el crédito total son impulsados por las micro y pequeñas empresas con menor experiencia crediticia. El estudio también muestra que empresas de todos los tamaños pudieron acceder a préstamos de un mayor número de bancos, lo que sugiere un aumento de la competencia. Por lo tanto, la llegada de la banda ancha parece haber ayudado a reducir los problemas de información que impiden a los bancos otorgar préstamos a prestatarios más pequeños y también permitió a empresas de todos los tamaños “comparar” con múltiples prestamistas.

 

banner*Nota: Las barras representan intervalos de confianza al 95% de las estimaciones puntuales.

 

El acceso a la banda ancha también mejoró los términos y condiciones crediticias, y estas mejoras fueron impulsadas por el lado de la demanda del mercado crediticio (las empresas que obtuvieron acceso a la nueva tecnología). El estudio analizó los efectos sobre las tasas de interés promedio en función de si la banda ancha solo llegaba a la ubicación del banco o también llegaba a la ubicación de la empresa. Los resultados muestran que las tasas de interés cayeron 4 puntos porcentuales para aquellas empresas y bancos que operaban en las mismas ubicaciones recientemente cubiertas, así como en los casos en que la banda ancha solo llegaba a la ubicación de la empresa. En cambio, no hubo efectos sobre las tasas de interés cuando la tecnología solo llegó a la ubicación de la sucursal bancaria.

 

Para abordar el enorme déficit de financiamiento de las MIPYME de la región se requieren medidas en muchos frentes. Como ilustran estos resultados, ampliar las redes de banda ancha para llegar a más MIPYME puede ayudarlas a mejorar su desempeño y, a su vez, su solvencia ante los prestamistas. Por lo tanto, la inversión continua de los sectores público y privado en infraestructura de banda ancha fija y móvil y en digitalización es una pieza fundamental para promover la inclusión financiera y el crecimiento empresarial en la región.

Para más detalles, consulte el estudio de Cusato y Castillo, “Acceso al crédito y expansión de Internet de banda ancha en Perú”, que forma parte de la serie Desarrollo a través del Sector Privado de BID Invest. Los resultados de este estudio también se resumen en este DEBrief.

Escrito por

Guillermo Mulville

Guillermo lidera el equipo de Telecomunicaciones, Medios y Tecnología (TMT) de BID Invest, adonde ingresó en 2016. Es responsable del desarrollo de

Diego Vera-Cossío

Diego Vera-Cossio is an economist in the Research Department of the Inter-American Development Bank. His area of interest is development economics. In

Patricia Yañez-Pagans

es Economista Líder en la División de Desarrollo Efectivo (DVF) del BID Invest, donde está a cargo del área de evaluación ex-post de proyectos y de

Gender

Posts Relacionados

  • Una mujer en una instalación industrial
    Algunas muy buenas razones para cuidar la integridad de los bonos de género

    América Latina y el Caribe se ha convertido en una región líder en la emisión de bonos de género destinados a impulsar el empoderamiento de las mujeres. Estos instrumentos ofrecen soluciones prometedoras para que el mercado de capitales movilice fondos hacia proyectos que aceleren la paridad.

  • Una ejecutiva en una oficina
    ¿Cómo promover la igualdad de género en el sector privado? Hablemos de incentivos financieros

    No faltan mujeres con las cualidades de liderazgo necesarias para dirigir un negocio o destacarse en el lugar de trabajo. Lo que a menudo falta son las oportunidades para hacerlo. Los incentivos financieros basados en resultados pueden ayudar a llenar este vacío al motivar a las empresas a avanzar en la igualdad de género en sus operaciones.

  • Mujeers en una reunión de oficina
    Mujeres, riesgos y oportunidades

    Las mujeres hemos dado sobradas muestras de liderazgo firme. Desde posiciones de poder tomamos y manejamos con éxito los riesgos. Y como empresarias, ahorramos más y pagamos mejor. Sin embargo, aún hay mucho por hacer para lograr la paridad.