Skip to main content

Tres beneficios de las inversiones con alto impacto en el desarrollo

¿Qué tiene en común un reloj con una inversión? Cuando Peter Henlein inventó el primer reloj portátil, sólo pensó en la medición del tiempo, sin imaginar que este dispositivo podría llegar a medir sus pasos o la temperatura. De la misma forma, el éxito de una inversión se evaluaba según sus retornos privados, sin medir las ganancias medioambientales o sociales. Hoy, el escenario es diferente y así como esperamos tener un reloj capaz de medir variables más allá del tiempo, buscamos inversiones que generen retornos más allá del dinero.
ANDREA ORTEGA
MARZO 31 2017

Tres beneficios de las inversiones con alto impacto en el desarrollo

La Reunión Anual de la Asamblea de Gobernadores BID-BID Invest 2017 está en progreso y abre del debate de cómo incentivar el crecimiento de América Latina y el Caribe, tanto en el sector público como privado. En este contexto, resulta inevitable hablar de los beneficios que generan las inversiones en proyectos que tengan un alto impacto en el desarrollo.

Este tipo de inversiones ha ido creciendo de forma sostenida. Sólo en 2015 alcanzaron los US$35,5 mil millones, de acuerdo a una encuesta desarrollada por la Red Global de Inversiones de Impacto (GIIN, por sus siglas en inglés). De estos, cerca de un 60% se hizo en mercados emergentes, como América Latina y el Caribe.

¿Cómo medimos el impacto en el desarrollo?

Al igual que con un reloj inteligente, que te puede impresionar con nuevas ventajas, las inversiones de alto impacto en el desarrollo sorprenden por sus beneficios sociales. El desafío es medir este impacto, y para eso el desarrollo de herramientas es fundamental.

Para analizar áreas específicas hoy existen instrumentos como: la herramienta de gestión de género WEPs, que evalúa de forma gratuita el desempeño de una compañía en igualdad de género, y Global Forest Watch Pro, que permite a los bancos monitorear índices de deforestación y alarmas de incendio en áreas forestales administradas por sus clientes.

Aunque a veces es necesario utilizar más de una herramienta para poder medir con claridad los retornos sociales. En el caso de la BID Invest (conocido anteriormente como Corporación Interamericana de Inversiones), la implementación de diversos instrumentos internos ha permitido proyectar el impacto que tendrán las operaciones aprobadas durante 2016. Así, podemos destacar tres beneficios que este tipo de inversiones generan en la región:

1. Son más sostenibles:

Apoyar proyectos que permitan aumentar el uso de energías renovables es clave para cuidar los recursos naturales y, en el largo plazo, disminuir los costos energéticos de América Latina y el Caribe. Así, cerca del 90% de la capacidad de generación de energía que se construirá con los proyectos financiados por BID Invest en 2016 corresponde a energía renovable. Además, se espera que estos proyectos reduzcan en 4.5 millones de toneladas las emisiones de carbono durante su vida operativa.

2. Generan más oportunidades

En América Latina y el Caribe, el 80% de las micro, pequeñas y medianas empresas (MIPYME) no tiene acceso al financiamiento, pese a que proveen cerca del 90% del empleo en la región. A través de los proyectos aprobados en 2016, BID Invest espera financiar a más de 70 mil MIPYME, y generar cerca de 10 mil empleos de construcción en el sector de infraestructura de la región.

3. Permite mejorar los índices de desarrollo

En América Latina y el Caribe todavía hay demandas por necesidades básicas y se lucha por disminuir los índices de pobreza. Y aunque todavía queda mucho trabajo por hacer, las proyecciones de los proyectos aprobados el año pasado son optimistas. Así, a través de sus inversiones, BID Invest espera otorgar soluciones de vivienda a más de 63 mil hogares y beneficiar a más de 17 mil estudiantes a través de proyectos educacionales.

Por esta razón, el desafío está en seguir buscando inversiones que funcionen como los relojes modernos, capaces de agregar valor y de optimizar los recursos, para lograr el mayor impacto posible en el desarrollo y cambiar la forma de hacer negocios en la región. Al final, “un negocio no es más que una idea para mejorar la vida de otras personas”, como lo ha mencionado Richard Branson, inversionista y fundador del Grupo Virgin.

¡Suscríbete para recibir más contenido así!

[mc4wp_form]

AUTORES

Financial Institutions

Posts Relacionados

  • Banner

    Marcando el camino para la inversión sostenible en América Latina y el Caribe

    América Latina y el Caribe está viendo una expansión de la inversión sostenible, evidente en un mayor interés por parte de los inversionistas, una mayor oferta de productos, y un sector público que está alentando este tipo de inversiones.

    Seguir leyendo
  • Banner

    El primer bono sostenible en América Central es un hito regional que abre un nuevo camino

    La primera emisión de un bono sostenible en América Central, de Banco Promerica Costa Rica, abre el camino para que el sector financiero de la región se alinee con las últimas tendencias en las finanzas internacionales, y afine la evaluación del impacto ambiental y social de sus operaciones.

    Seguir leyendo
  • Banner

    Cómo apoyar la inserción de las PYME en el comercio y las cadenas de valor globales

    La incorporación de las PYME de mercados emergentes en el comercio y las cadenas de valor globales conlleva importantes beneficios y oportunidades para el desarrollo económico de los países y las propias empresas.

    Seguir leyendo