¿Cuál es el estado de la transformación digital de los agronegocios de la región?

Los agronegocios presentan una gran oportunidad para aumentar la creación de valor en un sector que es de dos a tres veces más efectivo para reducir la pobreza que cualquier otro, incluyendo manufactura y servicios

banner

Los agronegocios presentan una gran oportunidad para aumentar la creación de valor en un sector que es de dos a tres veces más efectivo para reducir la pobreza que cualquier otro, incluyendo manufactura y servicios, según un estudio sobre el progreso de la transformación digital de la agroindustria de América Latina y el Caribe (ALC).

 

Algo que capturó nuestra atención en este estudio de BID Invest, en colaboración con Accenture, es que nuestra región aporta el 18% de la producción agrícola a nivel mundial y solo un 10% de su valor económico. Estos porcentajes nos muestran que las tecnologías digitales son la palanca más eficiente para superar este reto imperativo para el desarrollo.

 

Llegar a la digitalización con visión de transformación

 

El sector de agronegocios está incrementando su eficiencia y factor de producción gracias a las tecnologías digitales. A esto se suma la tendencia hacia prácticas más sostenibles y la reducción de insumos agrícolas como la tierra, el agua y la mano de obra, que hacen imperante la búsqueda de soluciones que permitan a los agronegocios de ALC competir con sus productos en los mercados internacionales.

El estudio nos indica que los agronegocios en la región se encuentran en etapas tempranas en su camino hacia la transformación digital. La mayoría de las cadenas agroindustriales tienen algún grado de digitalización, pero éste con frecuencia se reduce a sistemas obsoletos con más de 20 años de antigüedad, y a los cuales se les han hecho adaptaciones en función de las necesidades inmediatas, pero sin capacidades de integración con otros sistemas, ni una perspectiva estratégica.

En resumen, los agronegocios de la región conocen los beneficios de las tecnologías digitales, pero siguen en busca de desarrollar una visión de transformación digital.

6 retos hacia el futuro digital

 

El informe identifica a través de evaluaciones de Madurez Digital y entrevistas con altos ejecutivos los seis principales retos que los agronegocios enfrentan en su camino hacia la transformación digital:

 

Retos internos:

  • Visión estratégica fragmentada y falta de gobernanza.

Las organizaciones analizadas muestran una alineación fragmentada que dificulta implementar y captar los beneficios de las nuevas iniciativas con herramientas digitales.

 

  • Falta de presupuesto y financiación.

Recursos insuficientes para llevar a cabo iniciativas de transformación digital.

 

  • Dificultades en la adquisición de talento. Empleados de las organizaciones de agronegocios no siempre cuentan con las habilidades blandas y la preparación digital necesaria para impulsar y ver los beneficios de las prácticas de transformación emergentes.

 

Retos externos:

  • Infraestructura y conectividad deficiente. Dado que la mayoría de las soluciones digitales requieren una conexión estable a Internet, la falta de conectividad y la infraestructura deficiente en la región limita el uso de las tecnologías aplicables.

 

  • Visión de ecosistema poco sólida frente a la Transformación Digital. Existen dificultades en la integración de los distintos actores del ecosistema agroindustrial que obstaculizan el despliegue y desarrollo de soluciones en beneficio de todos.

 

  • Falta de alineación entre la oferta y demanda. Existe una amplia oferta de soluciones digitales, pero las organizaciones indican que no están pensadas para sus necesidades y características específicas, incurriendo en excesivos costos de adaptación que actúan como barrera de integración.

 

Soluciones Digitales y sus beneficios

graph

Las soluciones digitales ayudan a los agronegocios a ser más eficientes, productivos, seguros y favorables al medio ambiente y pueden agruparse dependiendo del nivel de madurez digital: Básicas, Potenciadoras y Siguiente Nivel. Sin embargo, el nivel de adoptación depende de las necesidades específicas de la organización.

Las soluciones Básicas ayudan a gestionar eficazmente los recursos de una organización y recopilar datos relevantes, que podrán ser aprovechados para tomar mejores decisiones.

Las soluciones Potenciadoras aprovechan los datos disponibles que se generan a lo largo de la cadena de valor ayudando a las organizaciones a alcanzar mayores niveles de eficiencia y productividad.

Finalmente, las soluciones de Siguiente Nivel pueden elevar aún más la productividad de una organización e incluso ayudarles a obtener una ventaja competitiva considerable, así como adelantarse a tendencias emergentes del mercado.

Sin importar el nivel de madurez digital de la organización, una visión a largo plazo y una mentalidad ambiciosa en la agenda de Transformación Digital, es clave para que las organizaciones logren obtener todos los beneficios de las soluciones digitales.

 

Un camino hacia la transformación digital

Aunque los retos hacia la transformación digital no son sencillos, y como vimos dependen de múltiples variables, el estudio nos da pasos recomendados que las organizaciones de agronegocios pueden tomar para aumentar su nivel de madurez digital.

  1. Descubrir: establecer la ambición del negocio, una clara visión y objetivos específicos.
  2. Diseñar y Planear: tener una mentalidad digital, planear y diseñar la estrategia digital con una gobernanza sólida.
  3. Evaluar: desarrollar un piloto que permita evaluar la hipótesis y los beneficios obtenidos antes de la implementación final.
  4. Escalar: categorizar las capacidades de la solución usando los resultados del piloto e incorporar cambios necesarios.
  5. Ampliar y Gestionar: tras su implementación; retroalimentar la herramienta y establecer buenas prácticas para evolucionar.

A pesar de que la transformación digital no es un camino uniforme para todos, nuestro estudio demuestra que puede ayudar a las organizaciones de agronegocios a abordar los desafíos que enfrentan para convertirse en uno de los principales motores de desarrollo de nuestra región.

 

Les invitamos a que descarguen nuestro reporte completo, conocerán con mayor detalle los retos y soluciones que abordamos brevemente en este artículo.

 

• También, hemos desarrollado un curso en el que podrás aprender cómo aplicar las buenas prácticas que han sido probadas por empresas globales y así sacar el mejor provecho de las potencialidades de la transformación digital y su aplicación a tu negocio.

 

• Ingrese al reporte, el webinar y el curso on-line aquí.

Autores

Guillermo Foscarini

Guillermo lidera el equipo de agronegocios en BID Invest. Se incorporó a la institución en 2019, y tiene como responsabilidad la estrategia, el pla

Sung Nam Choi

Sung Nam Choi es profesional en proyectos de tecnologías de la información (TI) para el desarrollo. Antes de unirse a BID Invest, trabajó como gerente

Gender

Posts Relacionados

  • banner
    Sin brechas ni sesgos: la clave para una educación inclusiva y equitativa

    Las niñas y niños comienzan a clasificar los trabajos según el género a los seis años. A los 12 años, cerca de un 50% de niñas aspira solamente a roles estereotípicamente femeninos. Esto es lo que se conoce como la brecha de los sueños.

  • banner
    ¿Cómo puede el sector privado aportar a la agenda de género en Bolivia?

    El sector privado puede ayudar a reforzar los avances que el Estado Plurinacional de Bolivia ha logrado recientemente en la agenda de género, así como complementar los esfuerzos del gobierno en el contexto de la recuperación económica postpandemia y el rol de las mujeres tanto en la participación laboral como a través de los emprendimientos que lideran.

  • banner
    Reactivando las empresas lideradas por mujeres en el Caribe con mejor acceso al financiamiento

    Nuevos datos del Caribe indican que los elevados requisitos de garantías y tasas de interés están entre los principales obstáculos que impiden que las empresas lideradas por mujeres accedan al financiamiento. Esto es un importante desafío para el Caribe, especialmente tras la pandemia.