Un Modelo de Negocio para los Pequeños Agricultores

* Andrea Sabelli Se estima que hay 500 millones de pequeños agricultores en todo el mundo que producen alimentos  para más de 2 billones de personas. Estos agricultores trabajan en parcelas de tierra con menos de 2 hectáreas y la gran mayoría de ellos son personas pobres y desnutridas.

Un Modelo de Negocio para los Pequeños Agricultores

Blog_2014_12_Sabelli_HaitiSin embargo, el papel futuro de los pequeños agricultores en la cadena de suministro de alimentos y como protectores de la tierra, será esencial, ya que para el  año 2050 se espera que la población mundial crezca  por 2 billones de personas más.

Para satisfacer la  demanda de alimentos la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) estima que el 90% del crecimiento tendrá que venir de mayores rendimientos en las fincas existentes, de los cuales los pequeños agricultores tendrán un rol esencial.

Claramente, hay una necesidad de garantizar inversiones adecuadas en estos agricultores para mejorar su sustento e incrementar la productividad de sus tierras, especialmente con el impacto del cambio climático que probablemente alterará la producción, es  fundamental que las prácticas de uso del suelo sean sostenibles para asegurar que los ecosistemas continúen siendo resistentes para evitar la deforestación y la degradación.

Sin embargo, un informe reciente estima que la demanda de financiamiento para los pequeños agricultores es de $ 300 billones (excluyendo a China) de los cuales sólo el 2% se está siendo cubierto por las empresas sociales o los “Agentes de Servicio para Pequeños Agricultores”. Los Agentes de Servicio para Pequeños Agricultores actúan como intermediarios entre los pequeños agricultores y el mercado. Su objetivo es mejorar la productividad de sus cultivos y el sustento de los agricultores.  Ellos ofrecen varios servicios que incluyen:

1. Proporcionar mejores semillas, fertilizantes y herramientas

2. Capacitación para mejorar las técnicas agrícolas

3.  Financiamiento en forma de crédito, préstamo o garantía de compra

4. Proveer acceso a nuevos mercados para la producción agrícola

5. Incorporar protección para el medio ambiente

El Smallholders Farmers Alliance (SFA) (La Alianza para Pequeños Agricultores) en Haití ha añadido tres servicios adicionales a este modelo para crear un modelo de negocios a escala comunitaria en combinación con los sistemas de producción agroforestal. Los tres servicios adicionales incluyen:

6. Capacitar a los agricultores para que se  conviertan en los nuevos agentes de servicio de los pequeños agricultores a través de un modelo cooperativo que sea autofinanciado y autogestionado.

7. Proporcionar apoyo adicional (incluyendo micro-crédito) para las mujeres agricultoras.

8. Apoyar a los agricultores a convertirse en líderes en desarrollo comunitario.

SFA aplicó este enfoque a la Cooperativa SFA Gonaives, que consta de 2,000 agricultores y ya los resultados son impresionantes. Los agricultores han experimentado un aumento de 40-50% en el rendimiento de los cultivos, y el ingreso neto de la finca se ha incrementado en un promedio del 30%. Juntos, plantan un millón de árboles al año contribuyendo a la reforestación que tanto necesita el país.

Su éxito se basa en dos principios: el establecimiento de una estrategia de salida- lo que significa que la cooperativa se convierte auto sostenible sin el apoyo de la SFA- e involucrando a los agricultores en todas las etapas del desarrollo e implementación del proyecto. Este modelo puede llegar a ser revolucionario si es replicado en otras partes del país, la región y el mundo.

El Programa de CSR del BID apoyó a SFA plantando 20.000 árboles el 24 de octubre de este año.   27 empleados de la Representación en Haití del BID visitaron la cooperativa agrícola en Gonaïves, para participar en el evento de plantación de árboles poniendo #FarmersFirst.

https://www.facebook.com/InterAmericanDevelopmentBankCSR?ref=profile

Sobre la autora

Andrea Sabelli es la coordinadora del Programa de Responsabilidad Ambiental y Social Corporativa del BID. Andrea trabaja para promover acciones sostenibles en la sede y representaciones del BID y recoge datos para los informes sobre la huella de carbono y ambiental del Banco. Antes de unirse al BID, trabajó con PNUMA en Panamá, coordinando análisis de vulnerabilidad de cambio climático y adaptación en la región. Andrea posee una maestría en Geografía de la universidad de Toronto.

Autores

Autor invitado

{{ raw_arguments.field_category_target_id }}

Posts Relacionados

  • Proyecto de agronegocios del BID Invest en Ecuador.
    La sostenibilidad en la agroindustria (2): el fomento de las buenas prácticas de gobernanza

    Un marco de gobernanza corporativa sólido en el sector de la agroindustria ayuda con todo lo relacionado con la productividad, la tecnología, las reglamentaciones, trazabilidad de productos y otros elementos clave. Roles bien delineados para los miembros de la familia y un directorio cualificado ayudan a cultivar estrategias a largo plazo en el sector.

  • Banner
    Esta es la nueva alternativa ecológica a la fibra textil tradicional, y se produce en Latinoamérica

    El día de la Tierra es un gran momento para recordar que no podemos seguir pensando en rentabilidad si no pensamos en el planeta. La llamada “fibra de celulosa”, una alternativa ecológica a fibras textiles tradicionales, puede ayudar mucho.

  • Banner
    La agricultura regenerativa ofrece nuevas soluciones para América Latina y el Caribe

    La agricultura regenerativa tiene como objetivo catalizar la restauración ecológica, yendo más allá de la sostenibilidad. Comprende una gestión integral que fomenta la regeneración del suelo, el aumento de la productividad y la diversidad biológica, el bienestar animal, así como la economía agrícola y comunitaria. Los recursos de financiamiento mixto y servicios de asesoría son claves para catalizar nuevos modelos de negocio regenerativos e innovadores.