Pasar al contenido principal

Una oportunidad sostenible para Paraguay

Paraguay tiene una oportunidad única de posicionarse en el mercado internacional y buscar sus primeras emisiones temáticas. Con la próxima Conferencia de Cambio Climático de la ONU, la COP28, a la vuelta de la esquina, ha llegado el momento de hacer esto realidad.*

hands picking up coins with trees sprouting from them

Los mecanismos de los mercados financieros muchas veces son más simples de lo que parecen. Comparto un ejemplo: en estos tiempos en los que gran parte de la humanidad anda preocupada por los efectos del cambio climático, los emisores de deuda sostenible pagan menos tasas de interés, precisamente porque hay una gran demanda por este tipo de deuda.

 

En años recientes, a medida que ha calado el mensaje de que tenemos que actuar para frenar y mitigar el cambio climático, la mayoría de los fondos de pensiones y de inversión del mundo desarrollado, han empezado a tomar en cuenta los criterios de sostenibilidad como puntos clave a la hora de tomar decisiones de inversión.

 

Esto no es una moda, sino una tendencia que está dominando los mercados financieros en otros continentes y en América Latina y el Caribe (ALC), donde productos como los bonos temáticos no han dejado de crecer.

 

Estos bonos pueden ser verdes, sociales o sostenibles (los últimos financian una combinación de proyectos verdes y sociales), así como aquellos que se vinculan a la sostenibilidad. Su principal característica es que los fondos recaudados se dirigen a financiar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Agenda 2030, y además se alinean a estándares internacionales de transparencia y de la Agenda de París.

 

A nivel mundial, Standard & Poor’s pronostica que el mercado de estos bonos alcanzará un valor de entre US$900.000 mil millones y US$1 billón este año. En ALC, este mercado alcanzará un monto de entre US$30.000 millones a US$40.000 millones en 2023.

 

Infográfico sobre el alza de los bonos temáticos

 

El desarrollo de estos bonos en nuestra región ha sido dirigido en gran medida por BID Invest, el brazo del sector privado del Grupo Banco Interamericano de Desarrollo, que ha desempeñado un papel catalizador, apoyando a clientes en la emisión de más de 35 bonos temáticos a la fecha, por un valor total de más US$3.000 millones. Muchos de estos han sido pioneros en sus mercados, donde frecuentemente hemos encontrado proyectos prometedores y empresas ambiciosas que necesitan capital, pero carecen de la experiencia para navegar un mercado que es nuevo.

 

En los últimos años, en BID Invest hemos trabajado con un doble objetivo: atraer inversiones para proyectos de desarrollo a través de financiamiento innovador como son los bonos temáticos, y fortalecer los mercados de capitales en todos nuestros países miembros.

 

En ese sentido, Paraguay presenta una oportunidad única, ya que es una economía mediana en los mercados de capitales, y con posibilidades de buscar su primera emisión temática. Como gran productor agrícola, en particular con productos como la soja y caña de azúcar, Paraguay podría beneficiarse de bonos verdes, sostenibles o vinculados a la sostenibilidad. Este fue el caso de la emisión de un bono verde por parte de un banco sudamericano cuyos recursos fueron utilizados en parte para financiar proyectos de agricultura sostenible en el país.

 

Paraguay es uno de los países donde BID Invest quiere apoyar la emisión del primer bono temático en el mercado local. Con la próxima Conferencia de Cambio Climático de la ONU, la COP28, a la vuelta de la esquina, ha llegado el momento de hacer esto realidad.

--

* Este artículo de opinión fue publicado originalmente en la Revista Foco, del diario La Nación de Paraguay. 

 

Escrito por

Marisela Alvarenga

Marisela es jefa de división de Intermediarios Financieros de BID Invest, a donde ingresó en 2008. Es responsable de liderar la estrategia de negocios

Transport

Posts Relacionados

  • Bicicletas en una estación de anclaje.
    Bicicletas compartidas: ¿El futuro de las ciudades de América Latina?

    Las soluciones de micromovilidad, como bicicletas y scooters compartidos, han cobrado gran importancia en las ciudades de todo el mundo; y en América Latina, su uso está creciendo cada vez más. Estas alternativas a los automóviles prometen reducir las emisiones, la congestión y la demanda de espacio de estacionamiento en los centros urbanos.

  • Image
    Desafíos y oportunidades para los autobuses eléctricos en América Latina y el Caribe

    Los responsables políticos son conscientes de la importancia de reducir emisiones y los fabricantes están poniendo en marcha nuevos autobuses eléctricos; y los inversores del sector privado se inclinan por las inversiones en este sector, como demuestran las recientes licitaciones en Bogotá y Santiago. Sin embargo, todavía hay obstáculos al despliegue masivo de autobuses eléctricos.

  • Banner
    América Latina y el Caribe tiene un problema con los camiones, pero la solución viene en camino

    El sector de transporte por carretera de la región es gigante e ineficiente: las empresas de logística tienen dificultades para conseguir camiones y los transportistas tienen problemas de capital y seguridad de los conductores. La tecnología, incluyendo portales en línea, llega al rescate.