Skip to main content

El acceso a crédito, ¿beneficia o perjudica a la gente?

Los criterios tradicionales de evaluación de crédito se basan en calificaciones que muchos solicitantes de bajos ingresos no tienen: historial crediticio, garantías y flujos de ingresos verificables, entre otros. ¿Qué ocurriría si estos clientes pudieran ser evaluados de una manera diferente?
TERENCE GALLAGHER
VIVIANE AZEVEDO
SEPTIEMBRE 18 2020

El acceso a crédito, ¿beneficia o perjudica a la gente?

Cuanta menos experiencia crediticia, mejor. Esto resume el hallazgo principal de un estudio publicado recientemente por BID Invest junto a Banco Familiar en Paraguay, que aborda una pregunta que parece simple: ¿el acceso al crédito mejora o empeora la situación de las personas de bajos ingresos? Tal parece que están mejor siempre y cuando hubiesen tenido un historial crediticio limitado o ninguno en lo absoluto. Para estas personas, la aprobación de un préstamo llevo a calificaciones de crédito estables y menos mora en los dos o tres años siguientes, en comparación con aquellas personas con más experiencia crediticia.

Banco Familiar es uno de los principales bancos en Paraguay que atiende a clientes de bajos ingresos, y desarrolló un producto de crédito y un sistema de calificación (llamado Credicédula) específicamente dirigido a un mercado desatendido, como los trabajadores informales.

Llegar a esta población requiere un enfoque de evaluación de crédito diferente. En este caso, se calculó una calificación basada en información demográfica, como edad, sexo y dirección, así como en estimaciones de ingresos y un breve cuestionario. Las calificaciones de crédito tradicionales de la agencia o bureau de crédito no se incluyeron en la ecuación. Las decisiones de elegibilidad de préstamos se tomaron de manera rápida y estricta: o estás adentro, o estás afuera.

Este enfoque de generar la calificación basado en un algoritmo nos permitió medir el impacto de recibir una oferta de préstamo formal sobre distintos resultados crediticios. Para esto, comparamos a personas que estaban un poco por encima del umbral de la calificación y que recibieron una oferta de préstamo, con aquellas que se encontraban justo por debajo del umbral y a las que se les negó el acceso. Al estar ambos grupos tan cerca al umbral de aceptación la expectativa es que sean casi similares. Utilizamos datos de la oficina de crédito de Paraguay (Equifax) para comparar los informes de crédito de 1.060 solicitantes dos o tres años después de su solicitud, junto con datos de encuestas recopilados de un grupo de solicitantes.

Lo bueno y lo malo

En el lado positivo, las personas a las que se les otorgó la elegibilidad para el préstamo mostraron tener una mayor interacción con el mercado crediticio formal dos o tres años después, en comparación con sus pares que no fueron elegibles al crédito. Esto se observó considerando la cantidad de solicitudes recibidas de los prestamistas que aparecen en los informes de crédito. Estos resultados sugieren que la oferta de préstamo inicial que recibieron puede haber aumentado su credibilidad a los ojos del mercado, o en sus propios ojos, incrementando su confianza y capacidad para acercarse a los prestamistas formales, abriendo así la puerta a nuevas oportunidades de crédito.

Del mismo modo, las personas elegibles para el préstamo que fueron encuestadas reportaron costos de crédito más bajos a largo plazo, lo que indica que a medida que aumentaron sus interacciones con el mercado, obtuvieron acceso a mejores tasas de interés.

 

Volviendo a unos de los puntos principales de este blog, los resultados también muestran que la experiencia es importante. Los solicitantes con historial crediticio limitado o nulo antes de solicitar este préstamo fueron los que más se beneficiaron, tanto en términos de puntajes crediticios estables como de menor incumplimiento o mora dos o tres años después.

Por otro lado, las personas que tenían más experiencia en el mercado de crédito antes de presentar la solicitud mostraron casi el doble de probabilidades de incumplimiento y terminaron con puntajes de crédito más bajos. Esto se explica posiblemente porque estas personas fueron excluidas previamente de otros prestamistas debido a un mal historial crediticio, que continuó después de que obtuvieron acceso a este nuevo préstamo.

En otras palabras, al ofrecer préstamos basados únicamente en un puntaje generado por un algoritmo, algunos solicitantes que deberían haber sido eliminados fueron aprobados para el préstamo.

¿Por qué importan estos resultados? Porque arrojan luces sobre la efectividad de los métodos alternativos de calificación crediticia, que son una pieza importante del rompecabezas de la inclusión financiera. En este caso, si bien la nueva metodología del banco ofreció un camino de acceso hacia el mercado financiero formal para los trabajadores informales e incluso para otros que de otro modo no habrían clasificado, no es una solución única para todos.

Por el contrario, los enfoques de evaluación de crédito alternativos como éste pueden ser más beneficiosos, tanto para los bancos como para los prestatarios, cuando se combinan con las herramientas tradicionales de calificación crediticia, y solo cuando se aplican a clientes con una experiencia crediticia limitada. De esta forma, se espera que todos los prestatarios podrán estar  mejor que antes.■

Para obtener más información, consulte “¿El crédito formal genera más inclusión financiera o más sufrimiento? Resultados utilizando una estricta regla de calificación de clientes desatendidos en Paraguay”, parte de la serie de BID Invest, Desarrollo a través del Sector Privado, o un breve resumen de este estudio.

 

AUTORES

Climate change

Posts Relacionados

  • Banner

    Cómo invertir por un mundo con bajas emisiones de carbono y resiliencia al cambio climático

    Hace cinco años se firmaba el Acuerdo de París, en el que 189 países plasmaron sus ambiciosos compromisos con el cambio climático, entre ellos hacer que todos los flujos de financiamiento coadyuvaran a rebajar emisiones de carbono. Ahora, los inversores están cada vez más enfocados en el cambio climático.

    Seguir leyendo
  • Banner

    A cinco años del Acuerdo de París, America Latina y el Caribe es un ejemplo climático

    Aunque algunos advirtieron que los problemas de corto plazo opacarían a los de largo plazo, si hay algo que nos ha enseñado la crisis del COVID-19 es la interrelación que hay entre los temas ambientales y sociales. La implementación del Acuerdo de París en la región debería ser una hoja de ruta para la recuperación.

    Seguir leyendo
  • Tres claves para apoyar al turismo del Caribe tras los desastres naturales

    Tres claves para apoyar al turismo del Caribe tras los desastres naturales

    En el transcurso de dos semanas, el Caribe se vio azotado por dos huracanes devastadores. Paradisiacas costas desaparecieron ante las marejadas dejando solo rastros de lo que antes eran casas, hoteles de lujo y locales comerciales. Para el sector turístico, segundo creador de empleo en la región, se estima un período de inactividad de tres a cuatro meses, lo que podría mermar los ingresos del sector hasta en un 50%, según el Consejo Mundial de Viajes y Turismo.

    Seguir leyendo