Pasar al contenido principal

¿Soluciones globales para el clima? América Latina y el Caribe puede tener la clave

Dos conclusiones de la COP28 que pasaron inadvertidas. Una, la región es reconocida como un 'hub' de innovación en acción climática. Dos, el sector privado parece estar más comprometido que nunca con hacerlo posible.

Monos en la selva

Aviso: varios de los enlaces en este texto remiten a contenidos en inglés.


¿Qué significó la COP28 para América Latina y el Caribe?  Tal vez no encontremos la respuesta en la declaración final de la cumbre, sino en los pasillos de la expo en Dubái, donde la región fue reconocida como pionera en soluciones climáticas globales, gracias a la Iniciativa Bridgetown y a acuerdos privados que promueven modelos innovadores para la restauración de tierras, por citar solo dos de los muchos ejemplos.

Nuestra región fue reconocida como un centro de soluciones globales, donde nuestras capacidades únicas dan respuesta a los desafíos del cambio climático, el acceso a vastas reservas de minerales clave para la transición energética, como el litio y el cobre, una biodiversidad rica, la posibilidad de desarrollar energía limpia y la capacidad de liderar en soluciones de adaptación y basadas en la naturaleza.

 

Tabla que muestra la participación de ALC en la COP28

 

La idea de que la región pueda ser un motor generador de soluciones quedó flotando en varias salas y distintos pabellones, como el de la Comunidad del Caribe (Caricom) y del Banco de Desarrollo del Caribe, IICA, CAF y de algunos países como Barbados, Colombia y Perú.

Una idea muy en consonancia con la decisión trascendental apoyada por Razan Khalifa Al Mubarak, Campeona de Alto Nivel de Cambio Climático de la ONU en la COP28, que impulsaba la inclusión de la biodiversidad y los entornos naturales en las conversaciones sobre acción climática.

El hecho de que la región albergue uno de los bosques más extensos del mundo también fue determinante para la acción climática del Grupo BID a través de su extenso programa integral «Amazonia Forever», que busca ampliar el financiamiento, compartir conocimiento estratégico y mejorar la coordinación regional a fin de acelerar el desarrollo sostenible en la región del Amazonas, trabajando en conjunto con los sectores público y privado.

 

Ideas innovadoras para la acción climática: estructuración financiera y tecnología climática

 

Por ser una de las regiones más vulnerables al cambio climático del mundo, el Caribe ha comprendido que esperar que la acción simplemente suceda es un lujo que no puede darse; las soluciones del pasado podrían ya no servirle y solo las ideas nuevas e innovadoras podrán ayudar con el desafío.

Un ejemplo de esta mentalidad ambiciosa queda de manifiesto en la Iniciativa Bridgetown, un abordaje revolucionario para modificar sustancialmente la arquitectura financiera internacional y facilitar mucho más dinero, ofrecer más flexibilidad sobre la forma en que los países podrían utilizarlo y tener instituciones financieras internacionales que oficien de garantes de financiamientos mayores y más sustanciales del sector privado.

Si bien la idea se está afianzando en varias conversaciones del G20 y las reformas actuales de la instituciones financieras internacionales y los bancos multilaterales de desarrollo (BMD), el Grupo BID ha puesto en marcha ideas revolucionarias para hacer que la Iniciativa Bridgetown sea una realidad (ver cuadro).


Otras lecturas sobre este tema


Sin embargo, la innovación también avanza en América Latina a niveles más granulares. El Grupo BID, a través de su laboratorio de innovación BID Lab, es un impulsor clave del desarrollo del ecosistema de innovación en la región. Esto implica la movilización de recursos, el establecimiento de plataformas de colaboración y marcos de inversión, y el inicio de proyectos diseñados según los desafíos y oportunidades propios de la región.

Uno de los ejemplos más recientes es el enfoque Green Entrepreneurial Engine, que representa un compromiso financiero de US$46 millones aportados por 26 socios, que busca alentar innovaciones en materia de acción climática y naturaleza. 

 

Tabla que muestra la actividad de BID Invest durante la COP28

 

La COP28 también sirvió de plataforma para presentar un avance de un estudio en curso sobre soluciones de tecnología climática, impulsado por BID Lab y BID Invest, que monitoreó e identificó más de mil soluciones, desde las basadas en la naturaleza hasta generación de energía renovable y tecnología de AgFood, monitoreo del carbono y materiales sostenibles. Estas nuevas empresas también son la semilla para aprovechar una oportunidad de US$2,7 billones que las iniciativas de emisiones netas cero atraen a la región, de acuerdo con un estudio publicado recientemente por el BID.

 

Acción climática impulsada por el sector privado

 

Otro aspecto que cabe remarcar de esta edición de la COP fue la importancia del sector privado, tanto en cantidad de participantes como en los compromisos e iniciativas que se generaron. El Foro COP28 sobre Empresas y Filantropía fue el espacio de interacción de los actores del sector privado, que reunió a más de 1.300 líderes mundiales del ámbito empresarial y filántropos con BMD y líderes políticos que actúan en economías emergentes.

BID Invest asumió un rol activo como socio ejecutor, junto con instituciones tales como la IFC, la OCDE, el FEM, el ADB, la AFC, la Fundación Bill & Melinda Gates, el WBCSD, el Grupo BEEAH y XPRIZE. El Foro presentó y compromisos por un total de US$5.000 millones en financiamiento colectivo para iniciativas relacionadas con los programas de economía verde y energía renovable, compromisos con la naturaleza, una disminución de la emisión de metano e iniciativas para descarbonizar las cadena de abastecimiento de la salud.

Otro ejemplo de la atención del sector privado en la COP28 es la iniciativa Think Lab sobre biodiversidad y naturaleza del Pacto Mundial de las Naciones Unidas, que asistirá a las empresas a implementar estrategias de conservación de la naturaleza. La publicación del Informe de Avance 2023 de Race to Zero, que presenta los avances de sus 143 miembros, y la Coalición Mundial de Creación de Capacidades, que cuenta con el apoyo de Bloomberg Philanthropies, BMD y la Alianza Financiera de Glasgow para las Cero Emisiones Netas (GFANZ), que pretende incrementar significativamente la disponibilidad y eficacia de los programas de asistencia técnica financiera para instituciones financieras de mercados emergentes y economías en desarrollo.

Después de la COP28, la región de América Latina y el Caribe está preparada para utilizar recursos naturales e innovaciones climáticas. Así y todo, es crucial abordar los desafíos financieros, técnicos y de políticas con un enfoque integral y de asociación. BID Invest es la primera institución en utilizar un modelo de negocios que moviliza capital privado para iniciativas climáticas en ALC.

Esta estrategia proactiva da nueva forma al entorno financiero climático del mundo, con la que demuestra de qué manera las instituciones financieras, trabajando en conjunto con el sector privado, pueden ser catalizadores dinámicos del cambio climático, una cuestión crucial para convertir los desafíos en oportunidades sostenibles.


Blogs más recientes

 

Autores

Hilen Meirovich

Hilen lidera el equipo de Servicios de Asesoría en Cambio Climático de BID Invest, adonde ingresó en 2017. Es responsable de desarrollar estrategia

Sigalit Lidai

Sigalit es Consultora de Cambio Climático en la División de Servicios de Asesoría (ADV) de BID Invest. Es responsable de evaluar las transacciones del

Development Impact

Posts Relacionados

  • Dos manos sosteniendo una planta con una gráfica al fondo
    Tendencia alcista: el apetito de los mercados por lo sostenible

    Desde hace algún tiempo, la comunidad de inversores en América Latina y el Caribe busca dos cosas: innovación y bonos temáticos. Este creciente interés por los temas ambientales, sociales y de gobernanza será crucial para financiar la construcción de un mundo mejor.

  • Una maestra con sus estudiantes en el aula.
    Tres reflexiones sobre educación

    El Día Internacional de la Educación (24 de enero) es una buena oportunidad para repasar el estado actual, además de las oportunidades y desafíos en este sector para América Latina y el Caribe.

  • Una productora de cacao en su plantación.
    América Latina: El futuro de las cadenas de valor huele a chocolate

    Las cadenas globales de valor necesitan una transformación urgente y profunda. A pesar de marcadas desigualdades, el cacao en América Latina tiene ventajas únicas, y ofrece una oportunidad inigualable de desarrollar mercados de commodities preparados para el futuro.