Skip to main content

Bonos verdes: Financiamiento innovador para proyectos bajos en carbono

Los mercados de capital podrían aportar una solución al déficit de financiamiento para proyectos pequeños de energía limpia y eficiencia energética a través de un instrumento que últimamente ha estado en boca de todos: los bonos verdes.
AUTOR INVITADO
ENERO 06 2015

[caption id="attachment_2076" align="alignleft" width="532"]Bonos verdes Bonos verdes[/caption]

Los bonos verdes son una innovadora fórmula que da a los inversionistas la oportunidad de apoyar proyectos con bajas emisiones de carbono, ya que los bonos destinan su capital a proyectos beneficiosos con el medio ambiente y resilientes al cambio climático, tales como proyectos de energía limpia, eficiencia energética en edificios comerciales o proyectos de transporte público, mientras que ayudan a los países a adaptarse y mitigar el cambio climático.

Un innovador proyecto apoyado por el BID facilita el acceso a este nuevo tipo de instrumento para inversionistas locales y de instituciones internacionales, al tratarse del primer bono verde titulizado en la región que cumple con los lineamientos de los Principios de Bonos Verdes (GBP, por sus siglas en inglés),

Uno de los principales obstáculos con los que se enfrentan los proyectos de energía limpia y eficiencia energética es la ausencia de financiamiento de largo plazo, especialmente para los proyectos pequeños (≤ 5 MW), ya que los inversionistas y prestamistas se enfocan principalmente en proyectos de gran envergadura. Las fuentes de financiación a las que tienen acceso estos proyectos habitualmente son costosas, limitadas, requieren altas garantías y tienen vencimientos de muy corto plazo.

El proyecto busca titularizar una serie de proyectos de energía limpia y de eficiencia energética originados por las empresas de servicios energéticos a fin de obtener financiación en los mercados de capital con mejores condiciones financieras y vencimientos que respondan a las necesidades específicas de cada proyecto. A su vez, apoya la innovación tecnológica de estas empresas mientras se enfoca en los sectores claves que pueden contribuir a la reducción de gases de efecto invernadero o GEI.

Este proyecto ayudará a las empresas de servicios energéticos a acceder a los mercados de capital a través de la emisión de bonos verdes. Por lo tanto, este proyecto contribuye al desarrollo del mercado de capital de México, sentando un importante precedente en esta clase de activos.

Todas las empresas de servicios energéticos que deseen acceder a esto Bonos Verdes deben:

  • Utilizar los ingresos en categorías apropiadas de proyectos verdes
  • Contar con un proceso de evaluación y selección de proyectos
  • Separar la gerencia de los ingresos y que esto sea supervisado por el emisor
  • Cumplir con los requisitos de reporte periódico.

 

El BID ofrece a las empresas de servicios energéticos un paquete financiero de hasta US$106 millones en dos etapas, con otros US$19 millones movilizados por el Clean Technology Fund (CTF).

La estructura incluye financiación bajo una línea de crédito rotativa (hasta US$50 millones en un plazo de hasta 8 años) para financiar proyectos de energía limpia y eficiencia energética. También incluye garantías del BID y del CTF para respaldar la emisión de los bonos verdes titularizados.

Los recursos obtenidos de cada emisión de bonos verdes se utilizarán para reponer el crédito rotativo, para almacenar nuevos proyectos y subsecuentemente titularizarlos. Se espera que este movimiento permita hacer al menos tres colocaciones de bonos verdes cada 18 a 24 meses.

Esta estructura podría replicarse en mercados de capital por toda América Latina y el Caribe o con otros activos subyacentes.

Para conocer más proyectos innovadores de cambio climático, descarga aquí nuestra publicación Innovación en vivo

Este blog fue publicado originalmente en el blog Hablemos de Cambio Climático.

 

AUTORES

Financial Institutions

Posts Relacionados

  • Banner

    Usemos la ingeniería financiera para el bien, con un nuevo producto estructurado

    Ante grandes males como el COVID-19 y el cambio climático, grandes remedios son necesarios: como, por ejemplo, un nuevo producto financiero que ofrece gran liquidez y flexibilidad para que los bancos de América Latina y el Caribe pueden alcanzar compromisos de impacto social y climático.

    Seguir leyendo
  • Banner

    Las instituciones financieras del Caribe quieren abrir la sombrilla digital

    Los bancos del Caribe ya estaban en proceso de digitalización, y la pandemia a acelerado los tiempos. La rápida implementación de sus canales digitales es una forma de ayudar a los clientes y empleados del sector a protegerse y, al mismo tiempo, prestar mejores servicios.

    Seguir leyendo
  • Dos modelos exitosos para promover la digitalización bancaria: los casos de Colombia y Perú

    El éxito de plataformas digitales en la banca colombiana presenta un ejemplo claro de cómo las empresas privadas pueden optimizar servicios, ampliar la base de clientes y potenciar la inclusión social. En Perú, la digitalización bancaria ha sido más lenta pero a integrada como industria, lo que favorece una transición hacia la “banca abierta”.

    Seguir leyendo