Pasar al contenido principal

El líquido de la vida: Impactos en la salud de los servicios de agua y saneamiento en Brasil

El acceso al agua potable y al saneamiento tiene un impacto positivo innegable en la salud. Es importante medir la magnitud de estos beneficios para comprenderlo y ayudar a guiar las inversiones del sector privado hacia donde más se necesitan, como se muestra en nuestro nuevo estudio centrado en Brasil.

Image of a plumber working on a dish washer

Más de un 25% de la población mundial carece de acceso al agua potable, y casi la mitad del mundo (3.600 millones de personas) carece de acceso a servicios de saneamiento adecuados. Estos derechos humanos básicos son cruciales para la salud y el bienestar de las personas y para el desarrollo económico, pero persisten las brechas de acceso.

En América Latina y el Caribe, 70 millones de personas no tienen acceso a saneamiento básico y más de 34 millones carecen de acceso fiable a agua potable. Se necesita una inversión estimada de US$256.000 millones (0,4% del PIB regional) en nueva infraestructura de agua y alcantarillado para abordar el déficit actual de la región y el crecimiento esperado de la demanda hasta 2030.

Estas cifras ayudan a poner en perspectiva la magnitud del problema. Más allá de centrarnos en lo que falta, también debemos centrarnos en lo que podemos ganar al invertir en ampliar la cobertura de agua y saneamiento.

Por ello, para los proveedores de servicios de agua y saneamiento del sector privado, la capacidad de medir los impactos sociales de la expansión de la cobertura es muy importante. La captura de datos de impacto no solo ayuda a orientar sus inversiones hacia donde más se necesitan, sino que también puede ayudar a atraer a otros inversores hacia proyectos de agua y saneamiento.

Un buen ejemplo es los impactos en la salud. Hemos estado trabajando con BRK Ambiental, uno de los mayores proveedores privados de servicios de agua y saneamiento en Brasil, en un nuevo estudio para estimar los impactos en la salud del aumento de la cobertura de agua y alcantarillado en el país.

Si bien Brasil ha logrado avances significativos en términos de cobertura, y el 84% de la población tenía acceso a agua potable y el 56% a servicios de saneamiento en 2021, aún queda un largo camino por recorrer. Este es el caso particularmente en áreas rurales sin servicio donde los costos de llevar infraestructura hasta los hogares son más altos.

Basamos nuestro análisis en 12 años de datos (2010-2021) de más de 800 municipios brasileños. Analizamos las tasas de hospitalización y el gasto público en atención médica para dos grupos principales de enfermedades relacionadas con el agua: enfermedades gastrointestinales infecciosas, como el cólera y la diarrea, y enfermedades transmitidas por vectores, como el dengue.

En cuanto a los resultados, encontramos que una mejor cobertura conduce a menos hospitalizaciones, lo que refleja las evidencias ya extensas sobre este tema. Específicamente, encontramos que, en promedio, un aumento de 1 punto porcentual (pp) en la cobertura de agua y alcantarillado reduce las hospitalizaciones por enfermedades relacionadas con el agua en 0,35 casos por cada 10.000 habitantes. En otras palabras, se necesitaría un aumento de aproximadamente 3 pp tanto en la cobertura de agua como de alcantarillado para reducir una hospitalización por cada 10.000 habitantes. Los efectos en la reducción de hospitalizaciones son el doble para niños menores de 4 años.

Del mismo modo, la mejora de la cobertura implica un menor gasto en salud para el tratamiento de enfermedades relacionadas con el agua. En promedio, un aumento de 1 pp en la cobertura de agua y alcantarillado reduce el gasto público en salud por enfermedades relacionadas con el agua en un 1,5%, que en 2020 fue de alrededor de R$420 (US$82) por persona en Brasil.

En cuanto a las enfermedades transmitidas por mosquitos, nos enfocamos en el dengue ya que Brasil tiene la segunda incidencia más alta de esta enfermedad en la región después de Nicaragua. En 2022, se notificaron más de 2,3 millones de casos de dengue en Brasil, infectando a casi el 1,1% de la población.

Aunque los casos de dengue han disminuido a medida que ha mejorado la cobertura de agua, esta enfermedad sigue siendo común en regiones donde la cobertura de agua y saneamiento aún es baja. Por ejemplo, el estado de Matto Grosso do Sul tiene una tasa de cobertura promedio de agua y alcantarillado de 87% y 40%, respectivamente, y en 2021 tuvo 13 casos de dengue por 10.000 habitantes, en comparación con solo 0,41 casos por 10.000 habitantes en el estado de São Paulo que tiene tasas de cobertura del 97% y 92%, respectivamente.

graph

También encontramos que un aumento de 10 pp tanto en la cobertura de agua como de alcantarillado podría contribuir a reducir las hospitalizaciones por dengue en 0,4 casos por cada 10.000 habitantes a nivel nacional, lo que representa una caída del 56% según datos de 2021. Este escenario no solo reduciría las hospitalizaciones a la mitad, sino que también reduciría los costos de salud pública debido a la enfermedad en un 10%, lo que representa aproximadamente R$1,3 millones (US$250 000) en 2020.

Los beneficios para la salud de ampliar la cobertura de agua y saneamiento son innegables. Continuar midiendo estos impactos y usar estos datos para ayudar a la toma de decisiones de inversión es fundamental para avanzar en el camino hacia la cobertura universal en Brasil y el resto de la región.

Para obtener más información, consulte el DEBrief, The Liquid of Life: Estimating the Health Impacts of Water and Sanitation Services in Brazil. Este estudio es parte de una colaboración continua entre BID Invest y BRK Ambiental para desarrollar la capacidad de la empresa para medir y gestionar el impacto de sus operaciones de agua y saneamiento. El apoyo técnico de BID Invest a BRK también incluye probar enfoques conductuales para aumentar el ahorro de agua en los hogares entre sus clientes (consulte este blog para obtener más información).

Escrito por

Carlos Almiro de Magalhaes Melo

Carlos es Director de Sostenibilidad y Gestión de Riesgos de BRK Ambiental. Durante más de 10 años, ha ocupado posiciones de liderazgo en empresas de

Nelson Chacón

Nelson Chacón es consultor de la División de Efectividad en el Desarrollo (DVF) de BID Invest. Su trabajo está relacionado con el análisis económico,

Cristina Parilli

Cristina Parilli actualmente trabaja en el equipo de Efectividad en el Desarrollo de BID Invest, enfocándose en la gestión de impacto para las inversi

Rodolfo Stucchi

Rodolfo Stucchi es Jefe de Efectividad en el Desarrollo para la Región Andina y el Cono Sur en BID Invest y Profesor Visitante en la Universidad de Sa

Transport

Posts Relacionados

  • Bicicletas en una estación de anclaje.
    Bicicletas compartidas: ¿El futuro de las ciudades de América Latina?

    Las soluciones de micromovilidad, como bicicletas y scooters compartidos, han cobrado gran importancia en las ciudades de todo el mundo; y en América Latina, su uso está creciendo cada vez más. Estas alternativas a los automóviles prometen reducir las emisiones, la congestión y la demanda de espacio de estacionamiento en los centros urbanos.

  • Image
    Desafíos y oportunidades para los autobuses eléctricos en América Latina y el Caribe

    Los responsables políticos son conscientes de la importancia de reducir emisiones y los fabricantes están poniendo en marcha nuevos autobuses eléctricos; y los inversores del sector privado se inclinan por las inversiones en este sector, como demuestran las recientes licitaciones en Bogotá y Santiago. Sin embargo, todavía hay obstáculos al despliegue masivo de autobuses eléctricos.

  • Banner
    América Latina y el Caribe tiene un problema con los camiones, pero la solución viene en camino

    El sector de transporte por carretera de la región es gigante e ineficiente: las empresas de logística tienen dificultades para conseguir camiones y los transportistas tienen problemas de capital y seguridad de los conductores. La tecnología, incluyendo portales en línea, llega al rescate.