image description

Creación de un ambiente hotelero sostenible en Jamaica

scroll down
Resumen de la Inversión
Cliente

Caribe Hospitality S.A. / Courtyard by Marriott Kingston

País

Jamaica Jamaica

Plazo

11 años

Préstamo-A

$6.8 millones

Costo total del proyecto

$42 millones

Año de cierre

2014

Co-préstamo

IFC

Inversores de capital

Caribe Hospitality S.A., PanJam, Mouttet Capital and IFC

Descripción del proyecto

El hotel Courtyard by Marriott, ubicado enfrente del Emancipation Park —un oasis verde en Kingston, Jamaica—, tiene sus propias credenciales ecológicas. Poseía un 24% más de eficiencia energética y un 40% más de eficiencia hídrica que un edificio estándar construido en 2016 y produce el 5% de sus necesidades energéticas gracias a los paneles solares en el techo.

image description

El hotel de 129 habitaciones, que abrió sus puertas a finales de 2015, sirvió de ejemplo al convertirse en el primer edificio de Jamaica que recibió la certificación LEED del sistema de calificación de edificios “verdes”. (LEED en inglés significa Leadership in Energy and Environmental Design.)

El Grupo BID proporcionó financiamiento de largo plazo al proyecto como parte de un Fondo de Financiamiento LEED de $42 millones destinado a permitir que Caribe Hospitality S.A de Costa Rica desarrollara hasta ocho hoteles operados por Marriott en América Central y el Caribe. Además de la importancia que tiene la sostenibilidad ambiental de un proyecto, el Grupo BID da un gran valor también en la sostenibilidad social. Cuando el hotel Courtyard de Kingston estaba en construcción, estudiamos cómo crear “valor compartido” a largo plazo y beneficiar a la comunidad de una manera que también tuviera sentido a nivel comercial. Se identificaron dos prioridades: crear oportunidades laborales para la juventud urbana e incorporar pequeños proveedores, especialmente mujeres emprendedoras, en la cadena de suministro del hotel.

image description

En primera instancia, se incorporó a varios jóvenes en las obras de construcción a título de becarios remunerados y gracias a los conocimientos que adquirieron haciendo ese trabajo, acabaron siendo empleados permanentes.

Desde que se inauguró el hotel, Marriott ha implementado su propio programa de pasantías remuneradas para jóvenes en situación de riesgo y ha contratado empresas locales, dirigidas por mujeres, para confeccionar los uniformes de los empleados, hacer deliciosos postres y suministrar frutas y hortalizas, entre otras cosas.

decor

El hotel, con su certificación LEED Silver, sirve de modelo por operar en condiciones ecológicas y sociales sostenibles.