image description

Instituciones financieras

Alianzas con instituciones financieras

Las instituciones financieras fomentan el crecimiento empresarial al canalizar los recursos en usos productivos. En BID Invest les ayudamos a hacerlo de un modo más eficiente y eficaz para que puedan satisfacer mejor las necesidades de sus clientes, especialmente en aquellos mercados que carecen de servicios esenciales. El objetivo es ampliar el acceso al financiamiento, que todavía tiende a ser insuficiente en América Latina y el Caribe, y, en última instancia, ejercer un impacto significativo en el desarrollo.

Colaboramos con instituciones crediticias de todo el sector financiero, tanto con bancos locales e instituciones microfinancieras como fondos de inversión y otros actores no bancarios del tipo de las empresas de arrendamiento financiero y factoraje. Les ayudamos a identificar algunos de los obstáculos que se interponen a su crecimiento, así como brechas en los servicios que prestan, para posteriormente desarrollar e implementar las soluciones eficaces. Dado nuestro enfoque exclusivo en América Latina y el Caribe y nuestra amplia presencia en toda la región, podemos adaptar nuestro apoyo financiero a las necesidades locales.

El apoyo que ofrecemos a las instituciones financieras puede materializarse en la forma de préstamos, garantías o inversiones de capital. Además de ofrecer financiamiento por nuestra cuenta, movilizamos otros fondos, incluidos recursos concedidos por donantes, para incrementar las inversiones en determinados segmentos prioritarios, incluidas las empresas de mujeres, compañías verdes y las micro, pequeñas y medianas empresas.

Ofrecemos también servicios de asesoría para instituciones financieras. Una de las áreas generales de servicio consiste en apoyar la inversión en tecnologías digitales como, por ejemplo, plataformas para pagos electrónicos, banca móvil, préstamos entre pares y metodologías innovadoras de evaluación crediticia.

Soluciones acertadas para los clientes indicados

Cada institución financiera confronta su propia serie de desafíos, según su tamaño, lugar, entorno normativo y muchos otros aspectos. Al ofrecer una serie de instrumentos financieros distintos y servicios de asesoría, aspiramos a abordar las necesidades de cada cliente y cada proyecto.

Sistema bancario

Ofrecemos financiamiento a mediano y largo plazo a los bancos para mitigar el desfase que tengan entre su activo y pasivo y permitirles expandir las operaciones de préstamo a los segmentos subatendidos del mercado. En algunos casos, puede resultar conveniente efectuar una inversión de capital para ayudar al banco a cumplir los requisitos de capital más rigurosos que se han instituido a partir de la crisis financiera mundial. Se ofrecen también instrumentos en moneda local a los bancos para ayudarles a reducir los riesgos cambiarios. Prestamos servicios de asesoría para ayudar a los bancos a consolidar su gestión empresarial, establecer controles adecuados para prevenir el lavado de dinero y el financiamiento del terrorismo, desarrollar productos destinados a mitigar los efectos del cambio climático, promover la igualdad de género y usar las tecnologías digitales de una manera más eficaz.

Instituciones microfinancieras

Gracias a que las conexiones de internet y las redes de telefonía móvil van mejorando en toda la región, las microfinancieras tiene cada vez más capacidad de usar la tecnología para ofrecer servicios financieros en zonas remotas. Dado que muchos posibles clientes no tienen cuentas bancarias o antecedentes crediticios tradicionales, estas instituciones recurren a metodologías alternativas de puntaje para evaluar el riesgo crediticio. Nosotros prestamos apoyo a estos tipos de innovación con préstamos y asistencia técnica, a fin de expandir el acceso al crédito. Ofrecemos también financiamiento en moneda local para mejorar la resiliencia de las microfinancieras y reducir su exposición a las fluctuaciones cambiarias. La cantidad de proveedores de microfinanciamiento está aumentando en la región y las cadenas de negocios minoristas, las plataformas digitales de préstamos y los mismos bancos están apuntado a este segmento del mercado.

Compañías de arrendamiento y factoraje

Las compañías no bancarias pueden constituir otra fuente de financiamiento comercial o empresarial. Una compañía de factoraje, por ejemplo, normalmente adelanta dinero a una empresa basándose en el valor de sus cuentas por cobrar (menos la comisión y los gastos) y posteriormente se ocupa del cobro de las facturas pendientes. El cliente tiene acceso a capital de trabajo y puede concentrarse en el crecimiento de su negocio en vez de cobrar deudas. BID Invest presta apoyo financiero y asesoramiento para incrementar el uso de la tecnología digital en este campo, por ejemplo, mediante la automatización del proceso de aprobación, fijación de precios y administración, para bajar los costos y estimular la competencia. Además, analiza las posibilidades de realizar inversiones en acciones en esas empresas para proporcionar capital adicional que se necesite para promover el crecimiento.

Fondos de inversión

Los fondos de deuda privada y los de capital privado, manejados por administradores profesionales, fundamentalmente con dinero de inversionistas institucionales del tipo de fondos de pensión o compañías de seguros, se han convertido en una fuente importante de capital, si bien todavía no se usan mucho en la región. En BID Invest, invertimos en ambos tipos de fondos para ayudar a llenar el vacío de capital de riesgo a largo plazo, asignando prioridad a aquellos fondos cuyos objetivos de inversión coinciden con nuestra misión de desarrollo. Para el fondo en sí, contar con el apoyo de un banco multilateral de desarrollo como BID Invest en calidad de inversionista ancla sirve para atraer más capital.